Toda el agua que ha habido, hay y habrá, está contenida en el denominado ciclo del agua. Son 1.400 millones de metros cúbicos de agua en estado sólido, líquido y gaseoso, en forma de hielo en los casquetes polares y cimas nevadas, agua líquida que fluye por mares, ríos, arroyos, lagos, lagunas y agua subterránea, y finalmente en estado gaseoso en la atmósfera. De esa cantidad, solo el 0,5% es dulce y accesible, siendo potencialmente apta para el consumo previo tratamiento de potabilización en la mayoría de los casos.

ciclo-del-agua-sostenibilidad-en-colombia
Ciclo del agua y el agua misma vuelve si apoyamos su beneficio para la comunidad y el Planeta

Como dato interesante…

una molécula de agua puede tardar entre 300 y 3.000 años en recorrer todo el ciclo, desde su evaporación, condensación, precipitación y dependiendo del lugar donde caiga infiltración o escorrentía.

El ciclo de agua se mueve por medio de la energía solar, aprovechando la propiedad de conductividad energética que tiene el agua. No se detiene, e influye en todos los aspectos de nuestras vidas, desde el ambiental proveyendo los recursos necesarios para la vida de los ecosistemas, nuestra sociedad al permitir que nos desarrollemos de manera digna como especie, y económica permitiendo la transformación de materias primas en bienes y servicios elaborados.

Dado su carácter como sistema cerrado, al agua contenida en el ciclo es reusable y reciclable, en la medida que tratemos el agua que utilizamos, 65% en agricultura, 25% en la industria y 10% en consumo, y la devolvamos al ciclo en condiciones aptas para su posterior uso.

El agua del ciclo siempre regresará a nosotros y a nuestros hijos, tratarla bien es tratarnos bien a nosotros como individuos y comunidad, por eso, #tratabienelagua

 

tratabienelagua